Antecedentes

Dr. Edgar Velásquez VegaDirector del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea
Médico General de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Antecedentes

En la Secretaría de Salud del Estado de Sonora, en coordinación con el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea, trabajamos arduamente en la Donación Voluntaria de Sangre, para lograr un cambio en la donación de reposición por el de donación voluntaria de sangre de repetición.
De acuerdo al Programa de Gobierno que se desarrolla en nuestro Estado, el cual está conformado por dos ejes de trabajo, en base a las necesidades del Estado, siendo el Eje Estratégico 4 “Todos los sonorenses, todas las oportunidades” y el reto 11 “Brindar el acceso universal a servicios integrales de salud con calidad, que responda con eficiencia y oportunidad a las necesidades de las familias”, se han establecido políticas y estrategias en materia de seguridad sanguínea, desarrollando el Programa de Acción Específica de Seguridad Sanguínea 2015-2021, con la finalidad de dar cobertura y garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos, a toda la población que lo requiera.
Por lo que se desarrolla el Programa de Donación Voluntaria de Sangre Permanente, activando 12 ciudades, con la cobertura total de 6 Jurisdicciones Sanitarias, el cual consta de dos ejes:
EJE 1.- Educación permanente en la cultura de Donación Voluntaria de Sangre, en los niveles básico, medio superior y superior, en coordinación con los Servicios de Salud, Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea y la Secretaría de Educación y Cultura.
EJE 2.- Dirigido a campañas de Donación Voluntaria de Sangre externas, en universidades, empresas, instituciones de gobierno, entre otras.
El desarrollo  de esta página se ha llevado a cabo gracias a la vinculación de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación Pública, la cual ha tenido a bien apoyar en el desarrollo y construcción de este modelo a través de la participación conjunta de los Institutos Tecnológicos del Estado en el año 2018.

Debido a la gran cantidad de conocimientos en Materia de Transfusión Sanguínea, así como las necesidades y riesgos de la misma, se crea el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea en 1982, con el propósito de participar en la resolución de problemas relacionados con el manejo de la sangre. El día 21 de enero de 1988 se publica en el Diario Oficial de la Federación el Decreto donde se incorpora en la estructura orgánica y al manual de Organización de la Secretaría de Salud como un Órgano Desconcentrado.
Antes de 1988, los Servicios Regionales de Transfusión Sanguínea en el Estado eran controlados por la Cruz Roja Mexicana. El Gobierno Federal decide, debido a los cambios a nivel nacional y apoyando la reciente creación del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea,  establecer en cada una de las entidades federativas los Centros Estatales de Hemoterapia (actualmente denominados Centros Estatales de la Transfusión Sanguínea).
En Octubre de 1988, la Secretaría de Salud Pública de Sonora retoma las funciones relacionadas a la disposición de sangre y componentes, creando el Centro Regional de Hemoterapia (Actualmente el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea de Sonora) por medio del Decreto del ejecutivo publicado en el Boletín Oficial el 16 de octubre de 1988, iniciando sus labores administrativas el 1° de febrero de 1989 en un salón adjunto al Hospital Infantil del Estado de Sonora.
El día 10 de marzo de 1997 se crea los Servicios de Salud de Sonora. Posteriormente, se publica en el Boletín Oficial No. 47 el Reglamento Interior de los Servicios de Salud de Sonora, en el que se incluye el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea en su estructura, el día 9 de diciembre de 1999.

A lo largo del tiempo, el Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea ha tenido múltiples sedes. Actualmente se encuentra físicamente en el interior del Hospital General del Estado de Sonora, a partir de marzo de 2004. A medida que se ha ido disponiendo de mayores recursos, se han incrementado, ampliado y completado los recursos físicos y materiales para sus instalaciones y servicios, así como los recursos humanos y financieros para el adecuado cumplimiento de sus funciones.
En el año 2015, se realizan cambios en el organigrama del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea, con la finalidad de definir responsabilidades y favorecer un mejor desarrollo de sus actividades.
La Secretaría de Salud Pública en Sonora, en apego al Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se ha fijado como objetivo fundamental asegurar a la población el acceso efectivo al derecho a la protección de la salud, que otorga el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En materia de donación de sangre, es necesario establecer estrategias para fortalecer la calidad, seguridad, oportunidad, equidad y suficiencia de sangre y sus derivados, así como establecer alianzas estratégicas a nivel estatal entre la población y las instituciones para propiciar el intercambio oportuno y adecuado de sangre de acuerdo a las necesidades de los pacientes.
Actualmente en México, el 94.81% de las colectas de sangre siguen un esquema de reposición el cual, según el programa nacional para promover la donación voluntaria de sangre, es muy inestable y aumenta el riesgo de transmisión de agentes infecciosos por transfusión.
El día 20 de abril de 2015, la Presidencia de la República emitió un Decreto en el cual se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud en Materia de Seguridad Sanguínea que impactan los siguientes artículos:
Se reforman los artículos: 112, fracción III; 313, fracciones I y V; 314, fracciones I Bis, XIII, XXVI y XXVII; 315; 316 Bis 1; el segundo párrafo del 317; el párrafo quinto del 322; la fracción II del 323; 327; el primer párrafo del 329 Bis; las fracciones I y IV y los párrafos segundo y tercero del 338; el segundo párrafo del 39; 341 y 341 Bis; y se adicionan las fracciones XII Bis, XII Bis 1, XIV Bis y XXVIII al artículo 314; un tercer párrafo al artículo 317; el Capítulo III Bis al Título Décimo Cuarto, tres párrafos al artículo 342 Bis 1; un segundo párrafo al artículo 342 Bis 2, los artículos 342 Bis 3, 460 Bis y una fracción VII al artículo 462, todos de la Ley General de Salud.
En términos generales, las enmiendas realizadas a los anteriores artículos instan tanto a la Secretaría de Salud como a los gobiernos de las entidades federativas a impulsar, promover y ejecutar programas de donación voluntaria de sangre, componentes sanguíneos y células troncales, para coadyuvar en el tratamiento o curación de los pacientes que las requieran.
Se entiende por donación voluntaria aquella actividad, sin ánimo de lucro, realizada por una persona para quien lo necesite y que no va dirigida a alguien en particular. Este tipo de donación es motivada únicamente por sentimientos humanitarios y de solidaridad. Se trata de una modalidad de recolección de sangre que se promueve con bastante éxito en otros países y que evidencia un menor índice de riesgo de transmitir enfermedades, como la infección del virus de la inmunodeficiencia humana, virus B y C de la hepatitis, Treponema palidum (sífilis), entre otras.
Según los datos arrojados por el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, actualmente, en México el porcentaje de donantes voluntarios  es del 5.19%,  por lo que los Centros Estatales de la Transfusión Sanguínea deberán impulsar la educación en Materia de Donación Voluntaria de Sangre y la realización de colectas externas.

En Sonora se han hecho esfuerzos significativos para lograr aumentar la cantidad de donantes voluntarios debido a la prioridad que representa para la Secretaría de Salud Estatal la implementación de un programa de donación voluntaria como única forma de recolección de sangre en nuestro Estado, para lo cual se recomienda el apego a las siguientes pautas:
  • Brindar, mediante la frecuente capacitación al personal, servicios de transfusión  de calidad y trato digno para los donantes.
  • Exhortar a la donación voluntaria de sangre a través de campañas educativas, informativas y de concientización  que muestren a la sociedad las alternativas y servicios brindados por la Secretaria de Salud.
  • Motivar a los donadores voluntarios y de repetición a integrar organizaciones  sociales de donantes.
Promover la implementación de esquema de donación voluntaria de sangre es fundamental ya que, según la experiencia en otros países, un programa de esta naturaleza garantiza el abasto y disponibilidad de sangre humana segura y libre de agentes infecciosos. Sin embargo, no es una labor que competa únicamente a la Secretaría de Salud, sino que requiere del apoyo de otras instancias de gobierno y de la iniciativa privada para lograr impulsar un plan de alto impacto en pro de los Sonorenses.